reconoce sus orígenes

Liderazgo para un país donde no se cumplen las leyes

Publicado: 2016-10-31


No se cambia un país solo con leyes. No nuestro país. Las leyes no sirven si nadie las respeta.

No se cambia un país con construcciones. No hay carretera ni obra monumental que no pueda ser arruinada.

No hay manera de formalizar, porque eso, ¿a qué "informal" le interesa? Hay que hacer que los negocitos prosperen, que las empresas crezcan, que los trabajadores se muevan porque tienen mejores oportunidades de empleo.

Hay que trabajar con la gente. Pero se necesita amar a la gente.

Y que la gente ame a la gente.

Cómo promueves el amor hacia el peruano que sirven entre doctores, enfermeras, personal de seguridad.

Cómo en cárceles, en comisarías, en la calle.

Cómo haces que quienes administran justicia amen al que tiene razón y no al que tiene el dinero.

No se cambia el país con leyes.

Más efectivo es dar un abrazo, entregar una flor, generar una sonrisa. Los servidores no están sirviendo.

Hay que estar cerca. Aunque estar cerca parezca una pérdida de tiempo. Hay que hablar de amor hacia el otro peruano aunque eso suene cursi.

Hay que hacer que la gente haga lo que tiene que hacer. Y eso es simple. Las cosas tienen que funcionar bien. Y la gente sabe hacerlo pero está trabada. Los corazones están tapiados.

La buena onda está trabada. La tarea es destrabarla. Se necesitan cerrajeros para hacer las llaves de los corazones peruanos.

¿Es eso liderazgo?


Escrito por

Juan Infante

Sociólogo. Experto en temas de desarrollo económico y solución de conflictos. Consultor de empresas. Formador de empresarios.


Publicado en

2032

500 años después del encuentro entre los ejércitos de Atahualpa y Pizarro. Motivo más que suficiente para que todos nuestros traumas estén superados. Terminemos de construir nuestro país. Nos quedan 23 años.