cero tolerancia a la violencia de género

Estoy a favor de la vacancia

Publicado: 2017-12-21

Todo hace indicar que el presidente Kuczynski perteneció a la red de políticos que por serlo se beneficiaron de la mafia de constructoras brasileñas y quien sabe de que otras mafias más.

Sus explicaciones lo confirman. Que se haga el desprolijo luego de ser el líder de la tecnocracia dorada solo lo hace ver como un pendejillo más. Que la justicia se encargue de él. Y para eso tiene que estar fuera del poder presidencial.

PPK no ha luchado por la democracia ni contra las mafias nunca. Si se ha beneficiado de ellas. Y como presidente no ha liderado ni siquiera a su partido ni a sus congresistas en una lucha contra las mafias.

El objetivo principal de su presidencia parece haber sido el de cuidarse sus espaldas.

El presidente solo se convierte en líder antifujimorista o líder democrático o líder de las fuerzas cívicas (llámenlo como mejor les calce) cuando se ve contra las cuerdas.

Así fue al final de la campaña del 2016 y por eso, luego de meses de ser un blandengue y acomodaticio, le ganó a Fuerza Popular.

Y así ha sido en su gestión presidencial. Vio caer a varios de sus ministros y no fue capaz de defenderlos. Fue agredido sistemáticamente por una chiquilla insolente y no fue capaz de decirle sus verdades y ponerla en orden. Pasó por agua tibia varias corruptelas dentro de su esfera íntima y les dio a cada uno una salida suave.

Solo al final, reacciona, cuando está contra las cuerdas. Y siempre con ayuda del que se preste a escribirle sus discursos. No son sus palabras, ese no es ni su vocabulario ni su esencia. Son las de alguien bien intensionado o de un profesional de las justificaciones. PPK nunca le ha dado importancia a estas cosas.

PPK debe ser vacado. Es lo decente. Es lo moralmente correcto. Que quienes lo tengan que vacar nos parezcan también indecentes, inmorales y corruptos no nos debe hacer ponerlos del lado de defender al que nos parece menos ladrón.

PPK, todo lo indica, también pertenece a la mafia que ha hecho lo que ha querido con el país y que ha dejado de hacer muchas cosas. Esa tecnocracia dorada ha trabajado para unas cuantas empresas y para unos cuantos trabajadores, no para el Perú.

Los vicepresidentes no deben renunciar. No es lo correcto. Lo que se está cuestionando es el comportamiento de Pedro Pablo Kuczynski, no el de ellos. Deben hacerse cargo de lo que les corresponde y no dejarse arrastrar por la reciente moralina de PPK.


Escrito por

Juan Infante

Sociólogo. Experto en temas de desarrollo económico y solución de conflictos. Consultor de empresas. Formador de empresarios.


Publicado en

2032

500 años después del encuentro entre los ejércitos de Atahualpa y Pizarro. Motivo más que suficiente para que todos nuestros traumas estén superados. Terminemos de construir nuestro país. Nos quedan 23 años.