sí, pues, un negociado

Cuando Interbank intenta ser gracioso y lo hace sin empatía

Empresas sin coherencia en sus mensajes

Publicado: 2018-01-10

Esta semana fuí dos veces al cine y ahí vi dos anuncios publicitarios de Interbank de su campaña promoviendo el ahorro.

Rarísima.

Nos presenta vendedores que no quieren vender y hacen todo lo que no se debe hacer, su objetivo real, espantar al cliente. Los clientes por supuesto, se muestran sorprendidos ante el comportamiento de los vendedores y luego, ante el anuncio que todo era una cámara escondida, el vendedor muestra su camiseta de Interbank y aparecen trabajadores del banco con una bolsa con el producto que el cliente quería y que ahora, Interbank les iba a regalar. Todo para dar el siguiente mensaje: no compres, ahorra.

Algo pasa con los "genios" publicitarios que contrata Interbank y con las cabezas en su organización que aprueban lo que esos publicistas les proponen.

En principio, el anuncio presenta malos vendedores, clientes burlados y un banco que te dice no compres, yo te lo regalo, tu ahorra (supongo que te lo regala con la plata de los ahorros de mis clientes). En fin.

¿Es bueno promover el ahorro? Sí, por supuesto. Pero, ¿de esta manera?

¿Promover el ahorro a costa de decirle a potenciales compradores no compres ropa en uno de los peores años de esta década y cuando la campaña navideña ha estado tan baja?

¿Cómo creen que se sienten los pequeños empresarios ante este mensaje tan poco favorable al consumo de parte de un banco, quizás "su" banco?

Digamos y para que lo entiendan, ¿cómo se sentiría Interbank si otra empresa financiera hace lo propio para promover el ahorro pero su mensaje es: no compres entradas de cine (Interbank es dueño de una cadena de cines)?

Vamos a ver, promovamos el ahorro: No compres sánguches, no vayas a comerte un pollo a la brasa, reduce a la mitad tus compras en el supermercado, cámbiale de colegio tus hijos a uno más barato o mejor aun a uno estatal.

Y además con anuncios publicitarios en donde el personal que atiende hago que la gente muerda un pedazo de hamburguesa con exceso de sal y pimienta, coma una papita con una mayonesa llena de ají, que al cliente se le rompa su carrito de compras en el supermercado y se le caigan todos sus productos, o poniendo a un profesor a enseñar que dos más dos es tres y que la tierra es cuadrada. Pongo estos ejemplos para que los directivos del grupo Interbank entiendan. Ellos tienen negocios o intereses en todos esos sectores.

Por eso es más rara aún la falta de empatía y el conflicto evidente entre el promotor del mensaje y el mensaje.

Más raro aún cuando Interbank promueve el consumo insistentemente. "Tienes un préstamo preabrobado", "compra tu carro nuevo con esta fabulosa tasa de interés", "adquiere tu casa propia", etc.

Interbank parece tener una mano derecha y otra izquierda que actúan de manera descoordinada golpeando sin control a otros y golpeándose a sí mismo.

A ver si encuentran un poquito de coherencia. Promover el ahorro está bien, hay que pensar más y mejor.

¿Qué piensan ustedes?

Aquí otro de los anuncios, el que vi primero en el cine, este es en una tienda de artículos deportivos.




Escrito por

Juan Infante

Sociólogo. Experto en temas de desarrollo económico y solución de conflictos. Consultor de empresas. Formador de empresarios.


Publicado en

2032

500 años después del encuentro entre los ejércitos de Atahualpa y Pizarro. Motivo más que suficiente para que todos nuestros traumas estén superados. Terminemos de construir nuestro país. Nos quedan 23 años.