#CómoSalimosDeEsta

El Covid 19 y la ruta de los alimentos

Quizás la verdadera cuarentena empiece el 10 de mayo

Publicado: 2020-04-30

Parece que vienen horas, días y semanas durísimas para Perú.

Los hospitales estarán desbordados, muchísimo más desbordados. Los portadores del virus son cada vez más, la muerte estará muy presente en las familias y, en los medios de comunicación, los testimonios serán desgarradores, más desgarradores y mucho más frecuentes, los cronistas reportarán: no hay material de protección en los hospitales, no hay respiradores artificiales, no hay camas, no hay atención, ¡¡no tenemos gente!!...

El virus ya está metido en todos lados.

Habrá muertos en las casas y muertos en las calles.

Llantos desesperados.

No nos hemos preparado en estos días para aceptar la muerte y la muerte pueda que esté llegando a galope, como en la última temporada de esa serie tan famosa de HBO: "el invierno ha llegado".

Por a, b o c motivos, no fuimos estrictos con la cuarentena: todos hemos visto lo que ha pasado en nuestras ciudades y, cómo, no supimos organizarnos a tiempo.

El virus llegó por avión, una persona lo llevó a su casa y fue pasándolo a otras que luego lo llevaron también a sus casas, en coche propio o en transporte público y, de esas casas, sigilosamente fue penetrando algún mercado minorista, supermercado, y pasó a algún mercado mayorista que distribuyó el virus a todos los mercados barriales y, también, poco a poco, a todo el Perú.

Ya lo sabemos, estamos totalmente interconectados no solo a través de los medios de comunicación y las rutas de transporte de personas, ahora también hay que sumarle la ruta del alimento.

Camiones vienen y camiones van por todo el país transportando toda clase de alimentos.

Las camionetas station wagon y las combis también van y vienen de madrugada cargando la mercadería que abastece a cada barrio a través de sus mercados de abastos. Y hoy hay más clientes en los mayoristas, son muchos más los comerciantes que a través de reconvertidas bodegas y nuevas fruterías, verdulerías, pescaderías, carnicerías y pollerías (expendio de pollos y huevos) que nacen en los barrios gracias a la iniciativa de mujeres y hombres que buscan alternativas para generar ingresos para mantener a sus familias.

Todos van a los mayoristas y vuelven a sus barrios.

Se contagiará el Perú entero a través de los camioneros que ya se contagiaron en los mercados mayoristas, se contagiarán los barrios a través de sus comerciantes. Se contagiarán los barrios a través de los trabajadores de los mercados. Esas bolas de rebote, ya están andando como locas en todo Lima y comenzará en todo el Perú.

Somos hoy ya, una caja cerrada donde el virus rebota de un lado a otro, cada movimiento genera una posibilidad de contagio. Urge un replanteamiento profundo de la logística de la distribución de los alimentos perecibles.


Escrito por

Juan Infante

Sociólogo. Experto en temas de desarrollo económico y solución de conflictos. Consultor de empresas. Formador de empresarios.


Publicado en

2032

500 años después del encuentro entre los ejércitos de Atahualpa y Pizarro. Motivo más que suficiente para que todos nuestros traumas estén superados. Terminemos de construir nuestro país. Nos quedan 23 años.