consume cannabis

Foto tomada de la revista gatopardo

Año escolar 2021: la educación de hogar a hogar

Publicado: 2021-01-21


Si la educación es virtual, como pienso que va a ser buena parte si no todo el 2021, el eje de la reflexión sobre el año escolar no puede ser el colegio como infraestructura física ni como unidad de gestión educativa, sino los hogares de los maestros y los niños.

En ese sentido quiero compartir preguntas, reflexiones y sugerencias sobre los retos que afrontamos todos los que estamos inmersos en la comunidad educativa nacional: alumnos, mamás, papás, maestras y maestros, personal administrativo, directores, promotores de escuelas privadas, funcionarios del ministerio de Educación, etc.

¿Cuántos somos? ¿Llegamos a 15 millones de peruanos? ¿18, 20 millones?, sin duda, es importante hablar del tema en voz alta.

1. LA PANDEMIA, CONTAGIO, MUERTE, ANGUSTIA FAMILIAR, ECONOMÍA DEBILITADA EN LOS HOGARES

Me pregunto si de marzo a julio (o incluso algunos meses más) viviremos un escenario de estrés extremo por el desborde de los contagios por Covid: sistema de salud colapsado, familias desesperadas por oxígeno, camas, atención médica, ambiente tenso en los hogares por cuestiones económicas, convivencia con medidas restrictivas, conflictos, enfermedad, muerte, pesar, tristeza.

¿Se está pensando en esto? Porque parece que ese va a ser el escenario ¿o la planificación se tapa los ojos? ¿Nos van a repartir a todos vendas negras cuando comiencen las clases?

Las maestras y maestros pueden contagiarse ¿cierto?, ¿quién las cubrirá? ¿cómo se procederá si fallecen? Vamos, puede pasar. Y lo mismo con las madres y padres de los niños y sus abuelos y tíos, de todos. ¿Cómo se manejarán los duelos en clase y las interacciones entre todos los presentes y cuál será el abordaje del tema? Porque, alguien tiene dudas que nos acompañará cotidianamente.

Si entramos en un ritmo como el que actualmente está ocurriendo en algunos países europeos ¿tenemos previsto protocolos, soporte emocional, contención? Supongo que ya se está capacitando a los docentes para poder manejar lo que se vaya a manifestar en sus clases.

Hace poco, conversaba con una profe de un colegio privado, ella sola atiende a 500 alumnos de secundaria de ese colegio en una materia, artes. Imagínense la sobre exigencia y ahora, súmenle el escenario pandémico, las angustias en su hogar, las angustias en los hogares de los alumnos.

2. NO HAY COLEGIOS, NO HAY AULAS

En esencia, lo principal hoy del sistema educativo son los maestros y alumnos y sus mamás y papás.

La frase puede sonar injusta para los promotores de escuelas privadas y para los directores, personal administrativo y de soporte, sobre todo para los colegios que se concentraron en brindar apoyo en el proceso de adecuación a la virtualidad a sus maestros y alumnos, pero en esencia, de cara al 2021, todo eso se puede hacer de manera menos costosa y más colaborativa y, allí, el rol del ministerio de educación y de las asociaciones de los colegios, debería ser trascendental. Las soluciones individuales son carísimas, es momento de generar colaboraciones, compartir retos y recursos para afrontarlos. Dentro de todo, es una gran oportunidad. No escucho resonar nada en ese ámbito, quizás estoy desinformado.

3. MADRES Y PADRES SON HOY EDUCADORES PRINCIPALES, CO-EDUCADORES Y TUTORES SIN PREPARACIÓN

En mis cursos y charlas, he sido retado por varias dueñas de nidos a pensar en qué hacer. Y mi respuesta siempre ha sido la misma, atiende a los niños a través de los padres.

Eso implica educar a los padres para que tengan herramientas adecuadas para formar a sus hijos según sus edades. ¿Algo de esto se está haciendo o promoviendo a nivel del ministerio de Educación?

Materiales hechos para las madres y padres, organizar a las maestras de inicial para que les den un servicio de tutoría, elaboración y reparto de guías de juegos y actividades, asesoría psicológica que los ayuden en el procesamiento de los cambios naturales de los niños, en fin ¿Hay algo de eso?

A nivel inicial, debemos de tener consciencia que no podemos dejar solos a mamás y papás.

Ni a las maestras y maestros. ¿Cómo va el soporte hacia ellos? ¿Cuánta gente notable ha sido convocada para enriquecer sus conocimientos? No veo, pero quizás es porque no se buscar en las redes, esfuerzos de convocatoria, contratación y difusión de material elaborado por los grandes maestros nacionales.

Qué oportunidad tan grande para la difusión de las ideas y artes de los peruanos más destacados en sus campos. Fui tan feliz de joven escuchando a los grandes maestros que poblaban estudios generales letras de la universidad Católica del Perú y hay tantos notables en todas las universidades del país, que ya es hora de ponerles el micrófono y la cámara.

Formar maestras y maestros y madres y padres, reconocer la brillantez de los intelectuales y darles una tribuna mayor, hacer que nos cuenten de historia, de lengua, de literatura, sociología, antropología, arquitectura, arqueología, ingeniería, medicina, y poner a nuestros más destacados artistas a hablar, a enseñar lo que saben y a mostrarlo.

Poetas, novelistas, músicos, ceramistas, artistas plásticos, artesanos, bailarines, actrices y actores, cineastas, en fin, todo el arte y los más notables y con capacidad pedagógica en tu sala o en tu cuarto. Hablándote, enseñándote a hacer.

También necesitamos que nos compartan los conocimientos ancestrales a través de los estudiosos y, sobre todo, a maestros y maestras del mundo andino, amazónico, afro, oriental y demás culturas que nos pueblan.

Tenemos el canal de televisión y la radio del Estado y, además, tenemos el internet y la profusión de material audio visual podría ser gigante. Lo hecho hasta ahora, en esa materia, es muy pobre. Material para todos, bien hecho, atractivo, clases magistrales dirigidos a los adultos del sistema educativo y a los chicos de secundaria. Material para los niños de distintas edades, hecho para esas distintas edades.

¿Cuál es el presupuesto para producción de contenido y por qué es tan bajo? ¿Cuál es la lista de notables a los que hay que dar tribuna? ¿Quiénes son los grandes maestros? ¿Qué canales podemos abrir para que sean de disposición masiva? ¿Qué experiencias ya se tienen aquí y en el mundo?

¿Se imaginan en casa aprendiendo algo interesante cada día? ¿Bien contado, bien filmado, bien ilustrado? ¿20 minutos, 40 minutos? ¿Se imaginan a las maestras y maestros recibiendo clases magistrales? ¿No sería hermoso, además de barato y súper costo eficiente? Tenemos todo para hacerlo.

4. LAS MAESTRAS, LOS MAESTROS

En principio, me saco el sombrero y los aplaudo de pie. Tremendo reto del 2020 y meritoria adaptación, con poquísimos recursos y todo, con sus tareas en casa, con sus propios hijos, con sus propias demandas hogareñas.

¿Tuvieron salas de transmisión? ¿Aparatos requeridos? ¿Computadores, teléfonos celulares, buena conexión al internet? ¿Los cuidaron en el ministerio? ¿Los cuidaron sus directores? ¿Los apoyaron o les exigieron más?

Soy profesor de adultos y acabé el 2020 hecho un trapo. El cuerpo adolorido, la mente muy cansada, la casa bastante desordenada, un poco sucia, en fin.

Aunque hice cosas lindas, acabé poco feliz y eso que estaba súper satisfecho de como llevé el año. Fue el estrés que se convirtió en "escinco". Diciembre se llenó de demandas de trabajo que no pude rechazar, tenían que ver con complementos a asesorías cuyo cuerpo principal ya había terminado, me agoté en extremo.

No fue fácil. En enero, desarrollé aversión a la pantalla, sentía que mis ojos estaban quemados y que la luz de la pantalla los agredía, hasta ahora no me puedo sentar en el espacio físico que implementé para mis clases. Ahora trabajo en otro lugar de mi casa.

Me tomó un poco más de 15 días reponerme. Terapia física, ejercicio, diálogo, hierbas para deshincharme, en fin. Estar sentado tanto tiempo afectó incluso mi circulación.

¿Me pregunto cómo estarán las maestras y maestros en ese sentido? De los maestras con las que interacciono en mis clases y algunas que me brindan servicios, coinciden en el agotamiento, algunas han pensado en renunciar y no lo han hecho, otras han dado el paso.

La salud psíquica y física de las maestras y maestros debe ser un tema del 2021 y el ministerio debe considerarlo.

5. HORARIOS CONVENIENTES PARA LAS MAESTRAS Y LOS HOGARES DE LOS ALUMNOS

El 2020 nos trajo, (en la educación privada al menos) los horarios del 2019. Entrada a las 8 a.m. y salida a las 12:00 m, o más. La pregunta es ¿eso tiene sentido?

¿Conviene comenzar las clases a las 8 a.m.?

Pregúntenles a las maestras y maestros si a esa hora les es cómodo hacerlo. Pregúntenle a las madres y a los padres.

En un escenario de restricción de movimientos, ¿qué estamos haciendo a las 8 de la mañana en los hogares? ¿Llegan maestros y maestras a tomar su desayuno y a atender a su familia antes de comenzar a dictar?

¿Llegamos nosotros mamás y papás? ¿Llegan los chicos?

¿Por qué no comenzar a las 9 o 10 a.m.? ¿por qué tantas horas de clase seguidas frente a la pantalla? ¿Por qué no hacer horarios partidos, mañana y tarde? ¿Por qué nos apegamos a horarios convencionales de educación presencial?

¿Quién cocina en casa de la maestra de tus hijos, quién en casa del maestro? ¿Quién hace las compras del mercado? ¿Hemos pensado en los retos que tienen las maestros y maestras en casa?

El eje del servicio son ellos y el 2020 no se pensó en ellos.

Continuará (tengo que cocinar).


Escrito por

Juan Infante

Sociólogo. Experto en temas de desarrollo económico y solución de conflictos. Consultor de empresas. Formador de empresarios.


Publicado en

2032

500 años después del encuentro entre los ejércitos de Atahualpa y Pizarro. Motivo más que suficiente para que todos nuestros traumas estén superados. Terminemos de construir nuestro país. Nos quedan 23 años.